Samsung Galaxy Note 4, promesas y realidades

Samsung posee en su catálogo de productos los suficientes móviles como para satisfacer a los gustos más exigentes. De esta cuenta el Galaxy Note 4, una phablet en realidad, destaca por muchas características y aquí un resumen de las promesas y realidades de este dispositivo.

Lo primero que destaca es su pantalla con tecnología Super AMOLED de 5,7 pulgadas con resolución Quad HD. El procesador no podría ser otro que un Qualcomm Snapdragon 805 de cuatro núcleos y un chipset gráfico es un Adreno 440. La memoria RAM es de 3 GB con sistema de almacenamiento interno de hasta 64 GB con posibilidad de aumentarlo hasta los 128 vía microSD.

Diseño

El Samsung Galaxy Note 4, difiere en muchos aspectos de sus competidores en el mercado y de los modelos anteriores. Quizá no en el tamaño total de la pantalla, misma que quedó detenida en los 5.7 pulgadas, mismo tamaño que los hermanos menores.

Donde sí se nota el cambio, aspecto que puede ser positivo o negativo según el usuario, es en el alto, grosor y peso total del dispositivo. De allí destaca también el marco metalizado parecido a lo que observamos en la línea de los Galaxy Alpha.

Rendimiento

En cuanto a la pantalla, resolución y capacidad, no podemos quejarnos. Es lo mejorcito que hemos observado hasta el momento y en cuanto a la comodidad, tanto en modo de lectura como en fotografías y vídeos, se ve muy bien desde cualquier ángulo.

Al mismo tiempo, la premisa del S-Pen vuelve una vez más y resulta en una precisión irresistible para los amantes del dibujo y la escritura a mano. Pantalla y lápiz óptico van de la mano y el Note 4 es el perfecto ejemplo al respecto.

Comentar

Comentarios